jueves, 24 de marzo de 2011

COMENTARIO

           La novela es clara y sencilla de leer. Historia densa pero interesante para conocer la Castilla de esa época, las relaciones entre judíos y cristianos, en especial, entre Alfonso VIII y Raquel, el papel de la Reina y su madre, así como la capacidad del padre de Raquel para sacar al reino de la ruina económica.
          Parece bien documentada, pero el hecho de ser judío el autor, hace que en ocasiones extreme las bondades de unos y las maldades de otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario