martes, 23 de mayo de 2017

TÍTULO: SINUHÉ, EL EGIPCIO
AUTOR: MIKA WALTARI



            El autor, Mika Waltari basándose en el relato sobre otro Sinuhé que aparece en la historia del antiguo Egipto, recrea aquí aquella época de la revolución religiosa acontecida en el reinado de Akhenatón.
         Se ve que el tema le apasiona porque anteriormente a la novela, escribió una obra de teatro que se puso en escena en Helsinki en 1938. La novela se publicó en 1945 (segunda Guerra Mundial). A pesar de los tres milenios que separan los hechos, el mensaje de desilusión y desaliento de la posguerra venían a ser los mismos que se respiraban en la novela. Quizás por eso caló tanto en el público.
         Sinuhé, el protagonista, que nunca perdió la confianza en la bondad del ser humano, narra en primera persona su vida cuando ya anciano pasa sus últimos días en el destierro al que le condenan. Comienza hablando de sus padres adoptivos: el médico de pobres Senmut y Kipa su esposa, habitantes de Tebas que lo recogen en las aguas del Nilo. Crece en un ambiente pobre pero honrado y para seguir la profesión de su padre,  entrar en la Casa de la Vida, institución semejante a nuestras universidades donde se preparaban escribas y sacerdotes y donde se cursaban estudios de astronomía, medicina, teología, matemáticas y lenguas extranjeras.
         Acabados sus estudios  y tras un importante desengaño amoroso, logra introducirse por propios méritos en la corte del faraón donde llegará a ejercer como trepanador real durante el reinado de Akhenatón, personaje muy espiritual que implanta en su pueblo un nuevo dios llamado Atón del que él toma nombre. Se trata de una nueva fe monoteísta y más abstracta con preceptos que vienen a asemejarse a los cristianos pero que sorprendentemente no calan en el pueblo ni por supuesto en las clases altas.
         Se relatan también sus viajes por Babilonia, su estancia entre los hititas, la Creta Minoica y otros pueblos vecinos con la intención de aprender nuevos métodos de curación pero también para recabar importante información sobre la situación militar de estos pueblos, encargo que le hace su amigo Horemheb cuyo objetivo es llevar a Egipto y de paso a él mismo a lo más alto en el poder. Cabe destacar también como se describen las luchas internas en los círculos cercanos al faraón, el poder de los sacerdotes, las conspiraciones de los militares, el poco valor que se da a la vida de un esclavo... aunque Sinuhé conserva siempre su fe en todo aquello que hay de bueno en el ser humano.
         Otro personaje muy atractivo de la novela es su fiel esclavo, el charlatán Kaptah, hombre práctico que siempre está al quite en momentos difíciles.
         Siendo como es un gran relato para conocer el final de la dinastía XVIII, en determinados momentos se hace algo difícil su lectura. Si la primera vez que leí esta obra, hace ya más de cuarenta años, me pareció un libro increíblemente bueno, al repetir su lectura en la actualidad, tengo que bajar el listón aunque de todos modos sea una novela muy recomendable para conocer la Historia del Antiguo Egipto.  
           


No hay comentarios:

Publicar un comentario