lunes, 16 de enero de 2017

LAS TRES BODAS DE MANOLITA

TÍTULO: LAS TRES BODAS DE MANOLITA
AUTOR: ALMUDENA GRANDES






        Es éste el título de la tercera novela de la serie “Episodios de una Guerra Interminable” compuesta por seis libros independientes que recorren el periodo de la posguerra y la dictadura franquista hasta 1964.

        Manolita Pérez García, su protagonista, que nace en 1922 en una familia sencilla pero que subsisten gracias a una tienda de semillas que regenta su padre en Madrid y al trabajo de su madrastra como cocinera, pronto verá truncada su estabilidad con los acontecimientos de tipo políticos que tienen en conflicto todo el país.

          Haciendo uso y a mi entender abuso de la analepsis, la autora tomando como eje la vida de Manolita nos adentra en la de un nutrido número de personajes de su entorno. Cada uno de ellos con su propia historia que aunque a grandes saltos, va encajando con el personaje principal.

          Así por ejemplo la de los miembros de su familia; la de su padre que por ser guardia de asalto durante la guerra, luego es encarcelado y fusilado. Su madrastra envuelta en unos robos, también encarcelada fuera de Madrid. Su hermano mayor, Toñito, socialista y huido de la justicia, que se esconde en los sótanos de un tablao flamenco en el que actúa su novia Eladia Torres. Las dos hermanas que le siguen han de ingresar en un internado en Bilbao con todos los horrores de esa institución. Así las cosas, Manolita tiene que sacar adelante a sus hermanastros los pequeños mellizos Pablo y Juan cuando apenas es una adolescente.

        En el Madrid precario y miserable de esta época, que bien se describe en la novela, plagado de personajes secundarios que van entrando en acción, tratan éstos de vivir o malvivir sometidos a la injusticia, la represión, el soborno, la brutalidad, el espionaje, la tiranía y los abusos, no solo los innumerables presos que día a día llenan las cárceles como la de Porlier, sino que principalmente lo sufren sus mujeres, sus madres, hijas, hermanas y novias. Todas esas mujeres que en nada de tiempo se vieron obligadas a dejar atrás sus vidas, sus rutinas y su tranquilidad para luchar, pelear e intentar salir adelante, sobrevivir en ese mundo miserable queriendo además a toda costa que perduren los ideales por los que lucharon.

          En medio de este ambiente, Manolita, que nunca quiso intervenir ni saber de política, se ve abocada a colaborar con la oposición al régimen. Para poner en funcionamiento unas multicopistas le aconsejan visitar en la cárcel a Silverio, un amigo de su hermano apodado “El Manitas” por su habilidad arreglando cualquier máquina averiada. El modo de tener un vis a vis es casándose con él por medio de un simulacro de boda que se consigue mediante soborno. De este modo él le puede transmitir sus conocimientos. En estos encuentros, Manolita que nunca sintió nada especial por Silverio, acaba creando en su interior una necesidad de verle, de seguirle y finalmente de amarle hasta formar con él una bonita familia. Es éste el asunto que da título a la novela.

         Muchos valores como la amistad, la solidaridad, la camaradería, cobran su máxima expresión en momentos como los que viven estos personajes, unos de ficción pero otros reales, aunque también salen a flote la traición, la envidia, la humillación, la explotación, la extorsión y el soborno en otros tan mediocres como Roberto Conesa un infiltrado del régimen o en el internado de Bilbao donde se explota a las niñas.

         Aunque los múltiples saltos en la narración no hayan sido de mi agrado, si he de reconocer que son excelentes las descripciones de lugares, personajes y situaciones sobre todo sociopolíticas que nos permiten comprender la realidad española de esos terribles años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario